El Vertedero del Cine

0
114

Desde hace siglos la sociedad se ha planteado esta pregunta “¿Cuándo una película mala se vuelve buena?”. Hoy trataremos de descubrirlo, así que prepárense, porque las respuestas que la humanidad buscaba serán, de una vez por todas, resueltas.

Primero de todo no existe respuesta, una película si es mala no va a ser buena, pero eso no quiere decir que no la disfrutes. La esencia de las películas malas reside en tu criterio, ¿eres capaz de perder el tiempo y a veces dinero? Si tu respuesta es NO, enhorabuena, es usted una persona normal, si tu respuesta es , eres igual que yo, así que te compadezco

 

El mundo de las películas malas no es un mundo oculto, cualquier película puede ser mala según tu opinión. A todo el mundo le gusta “El Padrino”, pero seguramente habrá alguien que no le haya gustado. ¿Es la película mala porque no gusta a todos? -no necesariamente-. Y esto a veces se aplica al revés. ¿Es la película buena porque gusta a todos? -ni mucho menos-. ¿Existen películas malas entonces? –por supuesto-, igual que grandes películas. ¿Qué hace a una película “mala”?pues no sabría que decirte-, ya que hay como mil factores que pueden que una película sea un desastre.

Si una película mala no puede ser buena ¿qué puede ser?. Pues estas suelen ser Divertidas o Respetables.

Divertidas

El humor del Corte Inglés

Existe una regla principal que tienen que cumplir. Para que una película mala sea divertida, la película en sí, no puede ser de comedia. Si la película intenta ser divertida es un fracaso absoluto. Después de esto existen varios casos que hacen a una película divertida:

  • El fracaso. Cuando una película pone todo de su parte para que sea la mejor y acaba siendo el mayor fracaso de la historia. Ejemplos como “The Room”, película con el fin de crear una historia dramática de traición y desamor, y terminó creando la comedia del siglo. El “santo grial” de lo peor nos regalaba las peores actuaciones y los momentos más confusos y divertidos de la historia.

  • El absurdo. En el momento en el que estás viendo una película y llega un momento en que tu cabeza piensa “¿pero qué coño?”, y lo peor de todo es que disfrutas de esa sensación, es síntoma de que estas visualizando un espectáculo, pero de lo peor. Películas como “Batman v Superman” te demuestran que el caos y la confusión pueden hacer que te diviertas con una película de “DC”, que pretendía ser adulta y seria, más que con una película de “Marvel”, que su principal labor es entretenerte. Muchas películas nos han dejado escenas para la posteridad, dándonos tal cantidad de disparates que tu cuerpo reacciona de la mejor manera posible, que es echándote las mejores carcajadas de tu vida.
  • La compañía. Esta es la mejor carta para utilizarla contra una película mala. Esta carta transforma lo aburrido en tu mejor tarde. Películas que no podías aguantar verla solo, serán mucho más llevaderas y mucho más divertidas si la ves acompañado. El poder reirte con alguien y poder comentarlo después (o durante si no estáis en el cine) compensa el tiempo de vida perdido con un recuerdo de lo más divertido.

Respetables

Para poder explicarme en esto pondré un ejemplo. Cuando vi la película de David O. Russel, “Joy”, salí del cine preguntandome a mi mismo “¿por qué me gusta esto?”. La película es mala, muy mala. Pero había algo que me parecía adorable y es el tono en el que presentó una película, que trataba de una mujer que inventó una fregona, de una manera tan épica. Cuando te equivocas en la manera de tratar un tema, normalmente acaba mal, pero esto acabó siendo muy único. Entre las actuaciones tan sobreactuadas de Jennifer Lawrence y las actuaciones tan pasotas de Robert De Niro, tenemos un equilibrio casi armonioso. Es la película de un director pretencioso que intenta vendernos su historia como algo increíble y falla porque no tiene nada de épico, pero también le da al espectador todas sus ganas para que esto sea una gran película, por lo que la hace una obra respetable. A veces es confuso explicar esto pero las escenas tan exageradas y realmente estúpidas hacen que esta película la recuerde con alegría.

El pecado capital es disfrutar de la basura como lo hace el ser humano, pero no te sientas culpable, todos tenemos nuestro pecado inconfesable. Estoy seguro que hay alguien aquí que disfruta escuchando reggaeton o viendo Gran Hermano… o peor aun, disfruta leyendo Mao’s News.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here