El Coste de tu Alma

0
106

Hablemos de las productoras. Las productoras parecen el mejor aliado de un creador, de un actor o de un proyecto. “Hola buenas soy productor, te doy mi dinero para que cumplas tus sueños, bye bye”. Si fuera así sería perfecto, pero realmente nunca es así. Más bien sería, “hola buenas soy productor, te cambio tu alma por dinero”. Hablemos de todo lo que hace a una mala productora “brillar” ordenadamente.

La avaricia. El cine es un negocio, eso lo sabemos todos. Es una inversión, y claro tratar a una creación como una inversión es el mayor error que puedes cometer. Cuando eres un inversor, lo que nunca quieres tener son riesgos, y el riesgo en el cine debería ser lo más esencial. Si tu obra se ve como algo nuevo o que no se adecua a la formula general será tirado a la basura o peor aún, modificado. Vivimos en la época del “Remake” o el “Reboot” porque no existe ningún riesgo en hacerlo. Básicamente están haciendo de nuevo algo que ya se hizo y tuvo éxito. Lo que más importa en una película son los beneficios.

La hipocresía. La publicidad es el arma más importante para una productora. No solo el trailer, sino el cómo será visto por la audiencia. Hablemos de la publicidad de telecinco.

Telecinco es considerado por muchos como el canal basura por antonomasia. Pero tanto odio que provoca, logra que millones de personas vayan a ver sus películas. Una publicidad increíble, a cada segundo, en sus programas, programas dedicados a la película, etc… Lo que hacen es crear moda. No llama más la atención al público que una recomendación. Esta película te enseña una lección de vida, escuchábamos con “Un Monstruo Viene a Verme”. Pero porque meto esta crítica en la hipocresía. ¿Porque la gente odia Telecinco y aun así van a ver sus películas? No, sino porque Mediaset juega con nosotros. Desde “las lecciones de vida” y “una de las mejores y más emotivas películas que he visto”, de “Un Monstruo Viene a Verme”, pasamos a “al cine se viene a entretenerse y a pasar un buen rato”, “no todo es un drama”, de “Es Por Tu Bien”. Después salió “El Secreto de Marrowbone” que la vendían como una película que no habíamos visto antes, que “no es una película de terror como a las que estamos acostumbrados”, y al final la ves y es lo mismo de siempre.

Al fin y al cabo la hipocresía es la base en la que reposa las productoras, en estos últimos días los escándalos de acoso sexual con famosos han sacado a relucir la peor parte de estas. La publicidad manda y el saber que una compañía apoya a un acosador es la peor publicidad que pueden tener. Lo que no puedo llegar a entender es la hipocresía de los estudios y productoras al quitar los méritos de una persona por su vida privada. Entiendo que todos estos actos deben ser castigados, pero no es normal que su castigo sea desmerecer sus creaciones. Alfred Hitchcock era un acosador, pero a mi nunca me ha gustado él por su vida privada, sino por su genialidad a la hora de crear.

La vida pasa deprisa y un día eres el mejor actor y al otro día te acusan de acoso 20 personas, el ciclo natural de la vida. Un día eres una productora que se lucraba con un actor y ahora te sigues lucrando con otro diferente porque antes de tener más pruebas o cancelar una serie es más fácil sustituirlo por uno nuevo, hablo de Netflix por si no lo sabéis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here